Las algas, del mar a la mesa

En el Finisterre bretón siempre se recogieron las algas para echar a la tierra y enriquecerla; también, para otros usos, una vez transformadas mediante procesos químicos.

Desde hace unos años, se recogen algas para la alimentación, por ejemplo la salicorne, que se prepara en ensalada. Mas recientemente, se han comenzado a utilizar otras algas, por influencia japonesa, es el caso de la ensalada de dulse, nori y lechuga de mar.

Selección y recogida de algas

– se han de elegir algunas especies y siempre que esten agarradas a la roca

y lurho lavarlas con agua de mar para quitarles la sal y a lo mejor los caracolillos

Secado / preparación

– si se van a secar, extenderlas recién recogidas

Transformación

_ una vez secas, se pulverizan y tamizan para su conservación

  • o bien se preparan frescas con aceite y otros ingredientes
Compra de algas ya preparadas

Si no nos sentimos capaces de andar por las rocas recogiendo y luego de saber prepararlas, lo mejor es confiar en un profesional.

Leny Gouedic recoge las algas en Lesconil y las prepara en Quimper

Su marca es Begood Alg

En el norte de este Finisterre, Lanildut, está la casa del alga : La maison de l’algue